NUESTRA HISTORIA

Cómo empezó todo...

 

Somos hermanas y madres. Amamantamos a nuestros hijos y nos supuso una experiencia inolvidable pero efímera. 

Mientras lo hacíamos, cada vez, nos preguntábamos si sería la última toma. Alguna tenía que ser ¿cómo íbamos a distinguirla ? Un día no pedirían más y ahí se habría acabado nuestra lactancia. 

Así es que con esa inquietud en el cuerpo, una noche, haciendo búsquedas en google, no sé ni cómo, nos encontramos con que la solución ya existía, podíamos conservar este recuerdo para siempre en forma de Joya, una Joya única, especial y que representase el vínculo entre nuestros hijos y nosotras. A partir de ahí todo fue investigar, prueba, error y por fin... acierto! 

Desde 2017 ofrecemos esta maravillosa experiencia de poder conservar para siempre el Amor, la Dedicación, la Entrega y el Cariño materializada en una Joya de tu Leche Materna.